Solo quiero mostrarte mi punto de vista…

Standard

Desde hace días tengo esta idea rondando en mi cabeza, vivo en una constante enfrentamiento de ideas de puntos de vistas, discrepancias con respecto a todo lo que sucede en Venezuela, no quiere decir que no tenga un punto claro con respeto a lo que sucede, sino más bien todo lo contrario, veo el panorama desde una perspectiva un poco más amplia y lamentablemente la vista no es nada agradable. Venezuela vive hoy en día una de las más grandes de-valuaciones en sus 200 años de historia, la depreciación de su moneda se encuentra 3 metros bajo tierra e indivisiblemente su economía sigue en movimiento sin comprensión alguna.

No podemos ver esto desde un estudio matemático, físico, cuantificable, de mercado o contable. Lo que se está viviendo sin duda alguna, una lucha de poderes, 2 poderes económicos tratando de implantar el suyo, las facciones política que subsiste en este país son guerreristas, burlonas, ilusorias, manipuladoras y pragmáticas en su beneficios.

Mientras el pueblo cansado de tantas promesas vacías, discursos manipuladores, clama a la lejanía por un tiempo de estabilidad, tranquilidad y seguridad en el cual pueda medio subsistir, criar a sus estirpes de una manera que no sean oprimidas por un ideal infundado a la fuerza, sin obligaciones del culto al ídolo a un personaje que para bien o para mal haya realizado un cambio en nuestra tierra, no es santo de devoción de todos los venezolanos que habitamos esta tierra, así como la verdad no puede ser absoluta, tampoco será la adoración a este ser.

No reniego las grandes tragedias que se han suscitado en este mes de protesta que vive este país, con más de 30 muertos, cientos de heridos e incontables perdidos. ¿Acaso esa es la Venezuela que profesamos?, ¿no es un país que desea la paz el entendimiento y la tranquilidad?, mientras la muerte sea el símbolo de los estandartes de los partidos políticos, colectivos, fuerza armada y grupos de resistencias nos seguiremos encontrando entre los países más violentos a nivel mundial, solo a unos puestos de países en guerra. No podemos mentir y decir que todo en este país está bien, no podemos seguir dibujando caras alegres donde no las hay, este país estamos siendo carcomidos por la inseguridad, todos los que habitamos en esta gran tierra posee un familiar que fue robado, secuestrado o peor aún asesinado, el valor material es más poderoso y valioso que la vida.

La corrupción en esta país ha mermado hasta los niveles más bajo de este sistema seudo democrático que llamamos gobierno, la agilización de documentos para cualquier ámbito, es realizado bajos los escritorios con una vulgar de cantidad de billetes pasada de manos, la destrucción del sistema es total, todo tiene un precio por el que se puede solucionar algo o guardarlo en un estante de papeles. El sistema judicial se presta para tramo rollas políticas e enjuiciamientos políticos, pero al momento de impartir justicia con un asesino, ladrón, traficante o extorsionador, solo un leve toque de mano es impartido. ¿Hasta qué punto se ha llegado que los sistemas que imparten la justicia teme a los que atentan contra ella? De hace más de una década se proclaman cambios, luchas contra la corrupción, las mafias, los ultrajes contra el pueblo y año tras año, seguimos viviendo los mismos males y observamos impunemente como estos grupos que atenta contra nuestra sociedad, se van convirtiendo en entes más poderosos y disfrutan de la impunidad.

El gobierno habla de una lucha en contra del contrabando de alimentos uno de los problemas que más nos aquejan como venezolanos, vociferan en los canales del estado, transmisiones donde incautan toneladas de comida acaparada en Aragua, en Zulia, en Carabobo, en varios puntos del país. Pero, donde están los cabecillas de todas estas mafias, cuantas personas detienen, hacen caso omiso de buscar los culpables. En ningún medio de este país opositor u oficialista he llegado escuchar sobre la mafia del cartel de los soles, que según conozco es por la cantidad de soles en su uniforme, ahí están los cabecillas del contrabando, los que permiten que millones de toneladas de alimento traspasen nuestras fronteras a países vecinos, permiten la entrada de drogas ilícitas, el paso de vehículos robados y pare usted de contar. Esos generales, coroneles de la tan famosa y gran guardia nacional e ejército, son los que están principalmente destruyendo con su codicia este país, y como detenerlos si son los encargados de resguardar la seguridad de nuestro territorio nacional. Caminan impunemente y hacen alardes de sus ostentosas riquezas obtenidas sin legitimidad alguna, el mejor ejemplo a decir es la ministra de la defensa, con la compra de un jet privado personal.

Las continuas cadenas presidenciales que buscan dogmatizar a las masas, buscando expiar las culpas de los problemas que han causado a ellos mismo, cada día son más ilusorias e inexplicables, desde hace más de una década vivimos en una eterna guerra contra gobiernos, contra empresas, contra desestabilizadores, iguanas, rabipelaos, zamuros como ustedes los quieran llamar, tristemente este gobierno no ha tenido la fuerza ni entereza de poder controlarse a sí mismo, manteniendo la línea que un principio impartió, pero esto no es posible ya que su base está fundamentada en el odio, la discordia y el rencor,  con la eterna memoria del pasado silente que continuamente profundiza estos sentimientos negativos produciendo una división en continuo crecimiento entre el pueblo venezolano.

Miles de situaciones que se repiten día a día, que opacan todas las bondades que ha intentado lograr este gobierno para su pueblo, este tipo de situaciones no solamente se relega a nuestro territorio nacional y no podemos, simplemente centrar nuestra mirada solo en nuestro entorno y nuestros problemas, la búsqueda de la solución de nuestro problema como país no puede ser simplemente focalizado.

La debacle económica mundial causada por el estallido de la burbuja económica producida por grandes banqueros norteamericanos, europeos y jugadores de las acciones mundiales, quienes son categorizados con tasadores de bolsa, corredores o como quieran llamarse. Han producido por segunda vez en el mundo una austeridad incontrolable, llevando países desarrollados a bajar la calidad de vida de sus conciudadanos, obligándolos subyugarse a unas medidas por una situación que nunca fueron participes y la gran mayoría desconocía, mientras los culpables salen impunes con montos absurdos de indemnización por sus acciones fatales que quebraron economías de potencias y llevaron a miles como en estados unidos a perder sus hogares, vivir en la pobreza, sin tener como mantener a sus familias, la austeridad que vive en estos momento Grecia y la gran depresión económica que los acoge con la pérdida de miles de empleos, causando grandes revueltas en su país, la degradación económica que vive España donde miles de españoles se levantaron quejándose por la situación, multiplicando su llamado a racionalidad que nunca fue escuchado, estas mismas situaciones se multiplico por lo ancho y largo de cientos de países, las revueltas producidas por este desastre creo una nueva conciencia en las mentes de las masas, creando nuevos movimientos como el movimiento 15 de mayo, occupy Wallstreet y muchos otros.

Se ha querido etiquetar a veces las cosas con un color para demostrar lo errado o equivocado, de quienes comenten los errores, armando las artimañas o estrategias para destruir de manera escalonada los sistemas, destruyendo su forma de vida, su cultura, hasta su economía. Todo es un gran tablero de ajedrez de personas que solo juegan a la guerra, grupos selectos que deciden como y cuando mueren personas por meros intereses económicos, es algo deplorable que no debería quedar impune.

Aun así estos grupos elitismos como El grupo blinderberg sigue manipulando las economías mundiales a través de sus conglomerados, destruyendo gobierno e imponiendo nuevos disfrazados de democráticos, manipulando las matrices de opiniones mundiales a través de sus cadenas televisivas, ya que a través de las décadas sistemáticamente ha logrado controlar los grandes medios mundiales y manejándolos a su antojo. Querer tomar esta realidad como ilusoria es querer tapar el sol con un dedo.

En estos momentos la raza humana está viviendo el hito de su evolución como especie, se encuentra en la cúspide de su camino y al mismo tiempo nos encontramos en el borde del precipicio. Durante milenios hemos logrado como especie grandes proezas en todos los ámbitos por modelos que lamentablemente ahorita nos oprimen y nos destruyen, vivimos en un mundo donde el papel que se imprime un número, es más valioso que una vida, las mismas monedas que mantienen grandes aristócratas, políticos, elites, conglomerados, como seres poderosos llenos de riquezas solamente calculables con el valor del 80 %  del planeta, el 80% del planeta.

Esto significa un grupo muy selecto de personas en el mundo, un planeta donde habitan mas de 8 billones de habitantes, un grupo de cientos son los que determinan las estructuras de las catástrofes que sufrimos todos.

Venezuela, Crimea, ukrania, afghanistan, irak, nombre en ustedes el país que necesita una libertad que vive o vivía bajo la opresión. Desde principios de siglos XX como sociedad hemos sido parte de un sistema que está destruyendo el planeta donde habitamos, corrompiendo nuestras esencias como personas, infundado luchas donde nunca las existieron, odio, rencor, ira. Llevando a nuestra sociedad a un punto de discordia entre las mismas familias. Como es posible que solo 500 empresas sean los dueños del 50% de la economía mundial, el ser humano creo un monstro, que ni el mismo puede controlar, un animal que transforma la vida en solo unos dígitos, un valor agregado en una fórmula matemática que le da valor a una semilla, a un carro, una casa, un papel. Mientras el mundo en nuestro patio nos demuestra el colapso ecológico que está sufriendo, aumentando día a día el desastre que nosotros mismo hemos creado como especie, estamos en el punto crítico de cambiar, los efectos que hemos producidos para destruir el planeta que habitamos y solo nos quedamos a pelearnos por algo que nosotros mismos creamos, nos ahogamos en u vaso de agua que nosotros mismos servimos, para evolucionar como especie pero al mismo tiempo de destruirnos.

En este punto tenemos la capacidad de lograr los grandes cambios que tenemos planteados para todos los que habitamos en la tierra, podemos realizar el cambio necesario para poder mantener y subsistir la cantidad de personas que habitamos en este planeta y al mismo tiempo recuperarlo para futuras generaciones, podemos dejarnos de problemas ideológicos y monetarios a un lado por los beneficios del crecimiento de nuestra especie, dándole el valor necesario a la vida humana, a esos que caen todos los días luchando por un ideal, por una causa, por un credo, indiferente su pensar, hacer los actos necesarios para realizar el paso evolutivo necesario para generar un cambio positivo para todos.

Estamos en el momento de aceptar una culpa colectiva y cambiar la vía en que vamos como especie ya que sin dudad nos lleva a nuestra propia extinción, me asombra la galantería y el ego con que muchos seudos politicos, se siente en grande en un lugar como la O.N.U. luchando por los intereses de la humanidad, mientras la humanidad está siendo asesinada por el hambre, la pobreza, la delincuencia, la extorsión, la política, el dinero.

Las naciones más pobres que habitan este planeta son oprimidas por monedas, por billetes, valores nominales en una computadora que se comparan con otro valor nominal que designa que invalides o invalora del otro. Que excusa buscamos para en verdad brindar respuestas, soluciones a las personas más acogidas que viven en este planeta.

Meras hipocresías por parte de esos seudo estudiosos, intelectuales, políticos que claman por la lucha de clases, de los oprimidos, los que solo quieren vivir en paz, mientras bajo la mesa son mojados con la misma sangre que nos oprime, nos hace matarnos unos a otros como animales, con un odio que ciega la más mínima luz de razón que pudo existir en un momento en nuestro cuerpo, estallamos por el cansancio de la destrucción de nuestra siquis tras largos de años de violaciones. Hoy existe un levantamiento global inconfundible, los habitantes de este planeta están gritando libertad, pidiendo un espacio de respiro para todos. En Estados Unidos, España, Alemania, Ucrania, Venezuela, Grecia, Italia, Francia, hasta la pampa estamos viviendo un despertar colectivo de masas en contra de entes opresores, gobiernos opresores, conglomerados que destruyen la vida y ejércitos que aniquilan las voces de cambio.

Querer ocultarlo es querer tapar el sol con un dedo, serán movimientos que seguirán creciendo con los años, logrando un poder global, que luego los gobiernos etiquetaran con guerrilla y mantener el mundo en el mismo estado que se encuentra, solo por mantener la intangibilidad del poder, algo efímero simple y estúpido.

No promulgo la destrucción de los sistemas de cómo vivimos, no apoyo la inexorable y inequívoca transmisión de poder a un ente. Estoy hablando del cambio necesario y fuerte que puede realizar este planeta en solo pocas décadas, llevándonos al otro nivel evolutivo que tiene pendiente de realizar nuestra especie.

Debemos convertir nuestros modelos socios políticos y económicos en entes de apoyo, de lucha por las libertades, por la abundancia, por el progreso, por la vida. Hay que cambiar las estructuras económicas que están oprimiendo a nuestro planeta, debemos restructurar nuestro uso energético con energías más limpias y poderosas, desclasificar posibilidades que moverán un nuevo mundo. Dejando los valores antiguos de la codicia, el odio, la rabia, la ira a un lado.

El momento de cambiar y dar el paso es ahora, el momento para cambiar la estructura en la que se rige este mundo es en este preciso momento. Los cambios lamentablemente no se pueden hacer esperar, el aumento del deterioro climático es algo que no se puede ocultar, tratando de manipular las masas con bombardeo de informaciones basura solo los llevara al colapso y auto destrucción como especie, si seguimos sembrando el lema “solo el más fuerte sobrevive” nos llevaremos a la sobrevivencia de la inexistencia.

Estamos cansado de nuestros regímenes, estamos cansado de la delincuencia que nos atosiga, estamos cansado de los medios que nos infunden miedo, estamos cansados de tener que vivir como nos obligan a vivir. Queremos un mundo más adecuado para nuestras futuras generaciones, que no vivan la guerra que vivimos, que no vivan el miedo que sufrimos, que no padezcan las penurias que vivimos.

Las voces se deben hacer escuchar en un mismo son donde digamos, por favor detengan el mundo, debemos detenernos un segundo, para ver la destrucción que estamos provocando y al mismo tiempo siendo participes, queremos cambiar. Debemos cambiar nuestro modo energético y es posible, los estudios sobre la energía de tesla puede cambiar nuestro consumo energético, el apoyo en diversidad alimenticia y apoyo en las sociedades locales pueden brindar frutos. Si queremos realizar el cambio solo hay que pedirlo, en el mundo existen más personas queriendo hacer el bien que el mal, indiferentemente.

Si los cambios los comenzamos a realizar en diversas en menos de una decada el paso evolutivo que lograremos seria abismal, solo es necesario la voluntad, la voluntad de todos que en verdad deseamos un cambio. Las sociedades se adaptaran. Pero mientras continúen los sistemas que destruyen al ser humano, que nos oprimen al grado de ser esclavos por obligación por gusto, en ese momento seguirán creándose focos de sublevación, seguirán apareciendo luchadores por un cambio.

Debemos entender claramente que las problemáticas que nos afectan son la misma espada que defendemos, la estructura económica que defendemos que puede liberar y sacar países de la extrema pobreza son las mismas que nos oprime, la misma espada que nos defiende nos corta atravesándonos por todo el ser, destruyendo el sentimiento de humanidad que puede quedar en nosotros, convirtiéndonos en meras piezas para grupos sedientos de poder y seres indoloros con el sufrimiento ajeno por solo llenar ese sentimiento de codicia o vacio que sentimos como personas. La deuda externa, la inflación, el desabastecimiento, la poca producción, la parálisis, la política, la estupidez. Llámalo como tú quieras, la mierda se resumen en meras palabras, la moneda que oprime otra moneda y nos hace parte de su juego.

Tu dirás que podemos hacer para realizar un cambio, ok no es culpa de izquierda o derecha, no es de rojos y azules, no es entre ricos y pobres, aja que hago en quien confió, a quien le digo te doy toda mi confianza ve tu dale por mi… No es detenerse a brindarle más poder a alguien, es unificar la fuerza, no es destruir la economía es crear una nueva, no es rendirse, es luchar arduamente pero juntos aprovechando cada uno de los potenciales que tenemos como personas, apoyándonos mutuamente para brindar un nuevo cambio.

Profundizar todos los males que acogen a nuestro planeta llenaría millones de páginas en estas escasas páginas que escribo, la respuesta es que se hará para realizar los cambios que son necesarios. Hagamos un cambio.

La realidad que tenemos que afrontar es que los actos que realizamos como personas no solo afectan el microcosmo que prensamos que es que existimo, afecta a todo el conglomerado o gran cosmos que es nuestro planeta, que todas nuestras decisiones afectan aunque sea de una manera ínfima todo lo que sucede y debemos tomar esas decisiones para realizar los cambios necesarios que queremos para nuestra localidad, estado o país en el que residimos.

Los cambios no solo se producen por descontentos populares, por estallidos sociales, los cambios se producen por la organización de las personas comunes la búsqueda del cambio de las masas, todo esto es posible en la agrupación e interacción colectiva de todos, la verdadera búsqueda de nuestro cambio. Y la manera es actuando tomando cada uno la decisión de evolución, solo tomemos el cambio.

Y podremos demostrar como personas como venezolanos, que es posible no solo cambiar la forma de pensar de millones, si  no cambiar la manera de pensar del mundo. Dar el vuelco de cambio necesario de preservación de la especie humana.

Volcar todos eso ámbitos que repercuten en contra de nuestra forma de pensar, de existir y usar nuestra inteligencia, de cambiar los aspectos negativos en cosas positivas, separando nuestras diferencias, personalidades, formas de ser, ideologías. En aspectos positivos que nos unen para realizar el cambio para mejorar. Sin limitarnos en kilómetros cuadrados en los que dimensionamos nuestros países, estados y regiones. Si no en un gran espacio que llamamos planeta tierra, luchemos por cada uno de los valores que nuestras fe y creencias nos motivan día a día para luchar, dejando de lado nuestras diferencias para crear un nuevo país y mundo para nuestras futuras generaciones, olvidando aquellos perjuicios que nos infundamos y se nos son infundidos para discrepar con alguien, no son las diferencias las que nos hacen más débiles, son las que nos engrandecen y demuestran nuestro sentido de individualidad como personas y sociedad nos demuestran que aunque existan diferencias podemos crecer sobre ellas.

El momento de actuar y reaccionar se está agotando, no se puede seguir permitiendo las atrocidades que somos sometidos, no se puede seguir permitiendo crear odio en nuestros corazones, no se puede seguir permitiendo la división entre los pueblos, ya no es algo de localidades, estados o países, es algo más grande de lo que no queremos ver. Estamos en un mundo donde habitamos de diferentes religiones, colores, ideales, formas de vida, como lo quieras llamar. La realidad es que lo mismo que me afecta a mi te afecta a ti que estas en otra latitud, la verdad es que todos estamos siendo coadyuvados por dogmatismos que nos oprimen a su deseo a diestra y siniestra.

Entonces que se hará, que haremos, como daremos el vuelco al mundo, si ellos lo poseen todo y lo dominan todo, cuales son las acciones a tomar si los partidos políticos de nuestros estados están comprados por ello, como hacer si el alcalde de mi municipalidad es miembro honorario de sus sociedades secretas, que hacemos si poseen armados y grandes ejércitos, que podemos hacer…. Reaccionar, comparado con ellos somos gigantes, los superamos en números 1000 a 1 y eso significa ser benévolos, somos el 99% contra el 1 que nos oprime, podemos contra ellos. Por eso nuestras acciones debe ser de información, de reunión agrupar día a día, la mayor cantidad de personas, informarnos agruparnos, que los valores monetarios no sean más que nosotros, por que podríamos poner en juego la vida de miles hasta millones, nuestro deber es crear un gobierno alterno en cada región, crear gobiernos eficientes donde las comunidades enteras sean partícipes, de las decisiones y cambio de nuestra regiones, que la internet sea nuestra arma y nuestro escudo, el mayor poder es y será siempre la información, destruyamos las matrices de opiniones que son creadas por ellos, desmintámoslas demostremos que comunidades, pueblos, estados somos más poderosos que todos esos dígitos que crearon para oprimirnos. Podemos crear gobiernos donde todos los habitantes pueden ser partícipes de las promulgaciones de leyes con el uso del internet, a solo un click, respetando la autonomía de cada voto. Somos niños del poder de la información démosle uso a ese poder, no se lo releguemos a quienes lo han usado durante décadas para oprimirnos, los cambios están por realizarse, las acciones están por tomarse, es solo tener la voluntad por un verdadero cambio, en donde no se etiqueten en partidos políticos sino en intereses de todos, grandes o pequeñas comunidades, valorando cada ser y cada persona como debe ser.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s